El lazo azul

Como perfectamente desconocen Acebes y Zaplana, el lazo azul surgió como una reacción ciudadana contra el secuestro del empresario vasco Julio Iglesias Zamora (5 de julio de 1993) por la banda terrorista ETA.

El lazo fue ideado por Gesto por la Paz, colectivo pionero en la rebelión cívica contra el terrorismo en la Comunidad Autónoma Vasca, y diseñado por Agustín Ibarrola, luchador contra la dictadura de Franco y contra la dictadura de ETA. En la estela del lazo rojo contra el sida, se ideó una especie de lazo azul, que era de hecho una ‘A’, de ‘askatu’.

En aquel tiempo las víctimas no estaban de moda, éramos muy pocos los que las apoyábamos, los asistentes a la mayoría de las manifestaciones contra la banda éramos muy poquitos y jamás -jamás, jamás- vi en ninguna de ellas en el País Vasco ni a Zaplana, ni a Alcaraz, ni a Mikel Buesa, por poner sólo tres ejemplos.

Los violentos de la trama civil de ETA, hasta entonces dueños del espacio simbólico y de la calle, controladores de todas las iniciativas que pudieran surgir en la calle, vigilantes y supervisores de la calle, reaccionaron con odio frente a aquel lazo. Fracasaron estrepitosamente en su intento de levantar contra él un lazo verde y se dedicaron a insultarnos a los portadores del lazo azul. Nos llamaban ‘españo-lazos’ o decían ‘los torturadores llevan lazo azul’, amén de otros supuestos hallazgos lingüísticos sobre la base del color azul del lazo.

Hablo de 1993, cuando fue secuestrado Julio Iglesias Zamora, cuando además de una manifestación masiva, culminada con un acto espectacular en el Estadio de Anoeta, en San Sebastián, hubo decenas de pequeñas manifestaciones, concentraciones y otros actos de valor cívico impagable. La gente, muy poca, llevábamos el lazo azul por la calle, lo mostrábamos en nuestros trabajos, privados o ante el público, y muchos sufrimos insultos, agresiones, amenazas o palizas por haber salido del armario del miedo con aquel lazo azul. Posiblemente nunca un símbolo fue tan eficaz en la CAV para denunciar el estado de miedo, la rabia por tanta y tanta muerte, el ansia de sublevación contra el estado de excepción que imponían el odio, el terror y el miedo.

José María Calleja.

Artículo completo en el Correo Digital. 

5 comentarios en “El lazo azul

  1. Pingback: poster print sale
  2. Pingback: przejdź

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s