Pobres hosteleros

La causa principal que soporta hoy en día el efecto botellón es, y me parece que está bastante claro, el hecho de que el  precio de una copa venga a ser unas cinco veces lo que al hostelero le cuesta, digamos, “producirlo”. Seguro que no es la causa radical, porque botellones había antes de que Antena 3 los descubriese, antes incluso de que existiera Antena 3: de aquella se llamaban guateques y solían preferirse a plazas frías acogedoras casas de padres en viaje. Estos cálculos los hago basándome en mi ciudad, en donde, a diferencia que en otras ciudades españolas y países europeos, las asociaciones de hosteleros no han tomado el poder absoluto de decidir qué y cómo consumen sus clientes. Si tomáramos Madrid, seguramente ese número cinco habría que incrementarlo.

Esto viene a que los hosteleros de La Coruña quieren imponer una ley antibotellón como la que existe en otros puntos más civilizados de España. El motivo, evidentemente, no es que este fenómeno les quite clientela; ni mucho menos. La razón es que el botellón es la causa de todos los episodios de violencia que se viven en la zona de copas de la ciudad. O sea: un borracho en una plaza es mucho más peligroso que un borracho en un pub. Los pobres están hartos de llevarse la mala fama generada a base de peleas callejeras. Por eso, y porque cumplen la ley a rajatabla, consideran una prioridad que se aprueba una de este tipo.

No deja muy claro el artículo si la ley que cumplen es la del aforo máximo (ese que podéis observar en las plaquitas oxidadas a la entrada de los bares) o la seguridad en general. Tampoco especifíca si esta ley antibotellón irá acompañada de una ley que controle los precios y, sobre todo, la sospechosa calidad del alcohol que venden algunos muchos bares aquí. Seguramente no. Esto no es una prioridad. Ni siquiera es noticia.

Un comentario en “Pobres hosteleros

  1. Acojonante lo de la ley anti-botellon (la etimologia de la palabra botellon no es que me guste demasiado para definir lo que significa, pero dejemonos de paranoias mentales)si se lleva a cabo me pareceria un machetazo a las libertades de tomo y lomo , ahora si , podemos estar tranquilos en un pub pagando medio sueldo por copa y sin poder hablar con la gente por el “sonido” ambiente , pq es mas seguro , mas sano y menos vandalico , el que piense eso que entre en cualquier discoteca a ver lo seguro sano y poco vandalico que es. Lo del aforo maximo y como se saltan a la torera el mismo es demencial , dentro de poco solo podremos discernir entre los precios de las copas de un pub y de un lupanar por la clientela y lo que no es clientela del mismo. Esta bien claro que la mayoria de los hosteleros son unos muertos de hambre solo hay que ver que cada dia se montan mas pubs y bares , ahora bien , que a nadie se le ocurra bajar el precio de las copas a ver si asi la gente se anima a frecuentar mas su local….alguno dira que la juventud protesta defendiendo su alcoholismoen lugar de hacerlo por la vivienda justa y todo eso….pero habra que dejarlos que ladren…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s