Barclays PINsentry o la banca online arruinada.

Aunque a mucha gente le guste criticar las nuevas tecnologías, es indudable que Internet nos hace la vida insultantemente fácil. Y una de esas cosas que internet no ha hecho más fácil es la posibilidad de manejas nuestro dinero a través del explorador de internet. Desde un ordenador conectado podemos comprobar nuestro saldo, pagar la renta de la casa, la quiniela o pedir divisa extranjera cuando nos vamos de viaje.

Pues bien: de golpe, Barclays Plc. ha terminado con todo esto.

En Inglaterra (y presumiblemente en España, próximamente), los clientes de Barclays han ya empezado a recibir en sus casas el Barclays PINsentry, ese apartito de la foto. El sistema de login a la banca electrónica de Barclays ya era, por decirlo de alguna manera, incómodo. Era necesaria la introducción de cuatro valores, a saber: nuestro apellido, un número personal secreto de diez cifas (por lo menos te proveían de una tarjetita con él escrito) y la introducción de dos letras al azar de nuestra clave secreta. Una vez autenticados, las operaciones no necesitaban ulteriores verificaciones.Ahora el sistema es el siguiente: los apellidos se introducen de la misma manera, al igual que las diez cifras de nuestro número personal. Entonces el sistema pide al cliente que inserte su tarjeta de crédito en el PINsentry. Se debe introducir el PIN de nuestra tarjeta y seleccionar algunas opciones. Luego el aparato nos devolverá una clave única de 8 cifras que deberemos introducir en la web para autenticarnos.

Por supuesto, esto no acaba aquí: este mismo proceso deberá ser repetido cada vez que deseemos configurar un nuevo pago. Esto implica una cosa: primero que no podemos olvidarnos de nuestras 10 cifras personales, o para los desmemoriados, quitar la tarjetita de nuestra cartera. Además, deberemos tener la tarjeta de crédito siempre a punto cuando deseemos entrar a ver si nos han pasado la nómina. Por último, para tener una comodidad similar a la que nos debiera dar la banca electrónica, tendremos que encargar una media docena de aparatitos PINsentry para repartir entre la oficina, nuestra casa, la casa de los familiares y la maleta para cuando nos vayamos de viaje. Otra opción es adjuntar un único aparato a nuestro llavero, aunque teniendo en cuenta que su tamaño es mayor que el de una tarjeta de crédito y su peso unas 20 veces superior, no nos parece una solución factible.

En Barclays están muy orgullosos porque creen que los fraudes on-line bajarán. Como la gente le tiene espanto a las transacciones económicas por internet, han decidido poner a funcionar este apartito que utiliza tu PIN en lugar de una clave secreta, de modo que cuando la semana que viene me roben la tarjeta tras haberme visto teclear mi PIN en el cajero automático, voy a tener que poner muchas velas para que el chorizo no sea cliente de Barclays y portador a su vez de un cacharro como el mío.

En cualquier caso, esta cosa no durará demasiado: los clientes ya están hastiados tras unas pocas horas de uso e incluso alguno ha ya iniciado una petición online para que lo retiren.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s