Cuando el matado se vuelve matador

Toros que mataron a matadores famosos, curiosidades e historia:

  • Islero: corneó a Manolete y lo dejó malherido y al borde la muerte. Las malas lenguas dicen que al torero lo mató una transfusión en mal estado y no la cornada del toro en la femoral. Otras leyendas urbanas cuentan que a Manolete le gustaba pitonear personas además de toros por las plazas de Badajoz. Al toro lo remataron por si le entraban ganas de matar a más gente, aunque la cornada fue cuando Manolete entraba a matar y probablemente Islero ya había perdido mucha sangre para sobrevivir. Era un Miura. Fue en la plaza de Linares, el 28 de agosto de 1947.
  • Avispado: Otro al que le gustaban las femorales, corneó en Pozoblanco al torero Paquirri en 1984. Subastaron su cabeza en eBay recientemente, con un precio de salida de 30.000 euros. No sabemos si encontró comprador.
  • Bailador: Mató a Joselito de Talavera, el Gallo, en 1920. Hoy todavía se guarda un minuto de silencio en las corridas celebradas en España durante ese día, el 16 de mayo.
  • Granadino: Acabó con Ignacio Sánchez a las 5 en punto de la tarde del 13 de agosto de 1934. De Granadino poca gente se acuerda, pero al torero Federico García Lorca se encargó de inmortalizarlo en “Llanto por la muerte de Ignacio Sánchez Mejías“.
  • Jocinero: En 1862 mató de una cornada al corazón a Pepote, Rafael Guerra. Al torero le dió tiempo a levantarse y llegar a la enfermería de la plaza. Él fue el autor original de uno de los mejores aforismos de la cultura hispana: “Lo que no pue sé no pue sé y ademá es imposible”.

9 comentarios en “Cuando el matado se vuelve matador

  1. Fotos : la caida del muro , me gusta el último párrafo:
    “Los burócratas comunistas se convierten en hombres de negocios.Para eso habían estudiado “El Capital”:para vivir de sus intereses”

  2. Sí que es muy mía, sí. Dice lo mismo luego sobre los chinos por cierto, en otro pasaje por el final.

    Me tienen secuestrado un libro como el de Espejos, con pasajes cortos, pero sobre los checos, aunque la mitad de los pasajes van de cómo era la vida en el comunismo en general (o sea, aplicables a cualquier país supongo): tráfico de influencias, aristocracia funcionaria, etc. etc. Si lo consigo desecuestrar te lo llevo en San Juan (in English).

  3. Me encantan los nombres de los toros…

    Para que luego digan que los toreros son unos asesinos. A algunos de los progres antitaurinos, antiespañoles les pondría yo ante un animalito de 500 kilitos y un trapito como arma.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s