Fusión fría y fisión

Existen dos formas de generar energía nuclear. La primera, la que se usa, es la fisión nuclear, que como su propio nombre indica consiste en escindir un átomo en dos con la consiguiente liberación de energía en el proceso. Se suele tomar un átomo que esté bien foca, por ejemplo el uranio que tiene una masa atómica de 238 gr./mol, o el plutonio, que la tiene de 244 gr./mol. Estos átomos se ametrallan con neutrones hasta que el átomo baja los brazos y se parte en dos. Aunque la energía nuclear producida por fisión es mucho más ecológica que la combustión de carbón (y sobre todo más segura para los mineros), tiene algunos inconvenientes: las balas que quedan por el suelo tras el fusilamiento son inestables y difíciles de manejar (y sobre todo, de decidir qué hacer con ellos).

Otra opción mucho mejor es la contraria, es decir, la fusión, que como es obvio consiste en fundir dos átomos pequeñitos para conseguir uno gordo. En la reacción, la masa atómica del átomo resultante es menor que la suma de los anteriores, con lo que se libera energía (en concreto, se libera esa diferencia de masa multiplicada por la velocidad de la luz al cuadrado). Como los átomos que se utilizan son más pequeños, la cantidad de neutrones residuales es mucho menor, y el hidrógeno (masa atómica 1) es mucho más abundante que los materiales utilizados en fisión. O sea: es mucho más limpia y barata que la fisión nuclear.

Ahora vienen las malas noticias: este tipo de reacción es sólo posible a temperaturas y presiones insultantemente altas, las que se dan en el centro de las estrellas. Como en los laboratorios de la Tierra no se tienen estrellas a mano para utilizar, el obtenimiento de energía por fusión nuclear no es posible todavía.

Aquí entra el concepto de fusión fría, de la que se está hablando mucho estos días. La fusión fría no es ni más ni menos que la consecución de energía por fusión nuclear a temperatura ambiente. Los intentos por conseguirlo ya se iniciaron hace 20 años, incluyen un escándalo en Nature, y va camino de convertirse en algo así como otra carrera por el móvil perpetuo visto la cantidad de intentos de fraude. Estos días el científico japonés Yoshiaki Arata ha anunciado que lo ha conseguido. Su experimento lo cuentan en Tamiz. Por fortuna, en ciencia no basta con ser Yoshiaki Arata (una eminencia en su país y fuera de él) para que la gente se crea lo que dice, así que el experimento se espera que será replicado por otros equipos en otros laboratorios. Además la comunidad parece ser escéptica con respecto a los resultados.

Actualizaremos este post cuando tengamos más datos.

7 comentarios en “Fusión fría y fisión

  1. sinblanca, eres un pesado.

    Hola ecuación, me alegra que sigas visitando, yo también me paso a menudo por tu blog. (Por cierto ya que estoy te comento que cuando escribes en azul sobre negro cuesta algo leerlo.)

    El artículo es largo y la verdad, el primer párrafo ya me desanima un poco hablando sobre religión, ciencia oficial, ciencia privada y esas cosas que ya he leído en otras partes. Yo la verdad el único intento serio que conozco de algo similar a una “teoría uníficada de la física” son las teorías de supercuerdas, que creo que no son el tema del artículo.

    Saludos.

  2. Hola Kabish,
    El tema está interesante. Habrá que estar al tanto a ver que pasa, pero por lo que leí en el enlace que pones, me da la impresión de que va a ser más humo.
    Le sigo teniendo más confianza al proyecto ITER.

    Saludos,
    Gonn

  3. Sinblanca mira la gráfica de inversión en I+D en el período 1975-1982, después mira lo mismo el período 1982-1996, luego del perído 1996-2004 y por último con el del perído 2004-2008. Luego compara esos datos con tu post. Ah, y se echas de menos el período anterior a 1975 en ciencia, consulta la inversión, los centros de investigación, los investigadores líderes mundiales en su tema…

    Saludos

  4. UNA HUMILDE IDEA derivada de mis lecturas me permito manifestarla a Vds.. Yo no tengo medios ni técnica para realizar experimentos, pero me permito darles la idea por si la pueden considerar de interés.
    Se trataría de un tubo de vacío con ánodo de paladio que contuviese hidrógeno retenido en su interior y diferencia de potencial con el cátodo. Sería un fenómeno a comprobar y estudiar con precisión.
    El ánodo quizás emitiría rayos canales que serían átomos de helio ionizados formados por la fusión nuclear del hidrógeno del ánodo.
    Sería, en su caso, una fusión nuclear de unos átomos inducida por las propiedades del paladio y mediante el efecto túnel.
    Mucho les agradecería su opinión y sus noticias.

    Precisamente yo doy esta idea para que un laboratorio pueda, si lo desea, comprobar su viabilidad y su posible uso práctico y no demasiado costoso para la fusión nuclear. Ya sé que, en principio, parece sencillo, pero, en la práctica, habría muchas pequeñas y grandes dificultades a resolver. Sólo tengo ideas, pero no tengo medios.
    Gracias por su mail. Si quieren, pueden contestarme y les doy las gracias anticipadas.
    josealsinamaspera@hotmail.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s