Calcio de primera y de segunda

 

Leche Pascual

Ya había leído algo de esto en Sofocracia pero no le había hecho mucho caso hasta que me lo encontré de morros en mi frigorífico. Resulta que Pascual te vende ahora que su leche es con calcio 100% natural procedence de la leche, todo muy natural y nada sintético.

Ahora resulta que hay calcios de primera y segunda división. El que viene de la naturaleza y el que viene de la sucia mano del hombre. Habrá que replantearse Medeleiev entero.

Pero por si acaso, para los que no se lo tragan, abajo pone claramente “enriquecida en calcio”. Hay que cubrir todos los segmentos de mercados. En fin…

Donde dije digo…

Asombroso. Esta es la portada de El Mundo de ayer:

Carpetazo a 4 años de falsedades sobre El Egipcio, Al Qaeda y el 11-M. El tribunal supremo pone fin a la “teoría de la conspiración internacional”, alentada y sostenida por la Fiscalía, el Gobierno y su periódico más adicto.

Losantos contra la libertad de expresión

Él no se arrepiente, pero eso no importa. Lo que importa es que las televisiones han gastado unos minutos y los periódicos unas columnas para recordarnos, aunque sea durante una semana al año, que la libertad de expresión no significa decir lo que me dé la gana. Significa expresar nuestras ideas libres de represalias oficiales, lo cual, no está de más decirlo una semana al año, son migajas de pan en España pero una utopía en gran parte del globo. Significa también expresarlas dentro de los límites obvios que nos tenemos al vivir en sociedad y no en la montaña ermitando, porque nuestros derechos no se acaban en la lengua, existen otros que también quieren ser tenidos en cuenta, como el derecho a la honra (del que nunca nadie se acuerda). Eso que para los niños es una evidencia desde que dejan de dar la brasa con “el aire es de todos” y parece que dejar de serlo pasados unos pocos años.

Le acaban de caer 36.000 euros de multa que irán, (sic), íntegros a la caja de la AVT (que no a los bolsillos de las víctimas).